De un instante de estos

. 29 de abril de 2010
5 comentarios


Basta es la palabra que se me viene a la cabeza con menos sutilezas que un elefante paseando en un bazar.

Mi estado de ánimo cambia mas que las formas de las nubes en un día de viento. No llego a estabilizarme en ningún punto entre el desarraigo y la cotidianeidad. Entre la autarquía y la anarquía. Entre vos y yo.

Extraño afectos varios. Hombres y mujeres que nadan en el universo de las variables. Extraño ser yo en vos. Extraño la mirada de mis ojos en otros ojos. Extraño mi ser plural.

Estoy triste. En el fondo, en la base de todo lo que me pasa, sigo triste.

Necesito que alguien tire del cordel, alguien que haga que el barrilete se eleve por el aire. Necesito confiar. Necesito creer en mi y en mi yo en alguien mas.

Basta.



Todo lo que diga esta demás.
Las luces siempre encienden en el alba,
Y cuando me pierdo en la ciudad.
Vos ya sabes comprender,
Es solo un rato no mas,
Tendría que llorar
O salir a matar.
Te vi, te vi, te vi.
Yo no buscaba nada y te vi...

(un vestido y un amor, fito paez)



(...)

De un día de estos

. 26 de abril de 2010
2 comentarios


Parecía una tarde normal, pero no lo era para todos. Algo no estaba bien. Los jóvenes habían entrado mas o menos al mismo tiempo que suelen hacerlo y las cosas se desarrollaban con la usual dinámica de los últimos días. Los silencios, las preguntas y las mismas miradas de siempre. Ese día luego de una hora de habitualidades, sucedió lo que nunca había sido siquiera dicho.

Basta. Se terminó. -dijo- Me voy, los dejo. Me equivoqué con ustedes y no están interesados en lo que yo les pueda brindar. Les interesa mas sus propias inquietudes y sus propios métodos de búsqueda; que los conocimientos, las técnicas y las palabras obtenidas con el tiempo, la paciencia y el esfuerzo de otros. Hace una hora que estoy tratando de que me escuchen y lo único que veo es cómo se comunican entre ustedes con sus celulares a las escondidas. Si, los veo. Seré viejo e incluso podrán tildarme de anciano gagá, pero todavía tengo algunas neuronas puestas en lo que me rodea. Y me doy cuenta de lo que sucede, por mas que no sea evidente a simple vista.

Al decir esto, pocos se animaron a levantar la mirada, y los que lo hicieron, lo hacían con vergüenza y pudor. La multitud se sepultó en un silencio inusual. No se oía ni un suspiro. El viejo juntó sus cosas apesadumbrado, y apesadumbrado caminó los metros que lo separaban del mundo exterior. Se apoyó en la gran manija de acero y sin volver la mirada se alejó sin pausas.

Los jóvenes creyeron que una disculpa hubiera llegado tarde, y se quedaron esperando a que la directora les enviara una nueva persona o que cancelara la clase, era lo mismo. Lentamente el murmullo fue increyendo, opacando el ruido de los pasillos.


(...)

Relámpagos

. 19 de abril de 2010
5 comentarios



Y pensar que te asustaban...

(...)

Fact

. 11 de abril de 2010
6 comentarios


Creo que el enamoramiento es como una alergia. Nadie sabe bien por que, pero tu cuerpo reacciona abruptamente ante la presencia de un agente alérgeno... No es algo que puedas esconder, todo el mundo se entera de tu estado, te la pasás estornudando su nombre, respirás mal, entrecortado y tus ojos están vidriosos...

(...)

borrador

. 8 de abril de 2010
7 comentarios


Este año no hay poesías.

El camino recorrido me ha llenado de lágrimas,
el amor que es el amor,
quién es el amor.

El amor,
compartirse desde el corazón sin necesidad,
dar lo que se tiene sin pedir nada a cambio.



Casi treinta años han pasado,
desde la primera vez que lloraste de amor.
A pesar del dolor y las heridas,
de los errores y de los equívocos,
de los miedos y las debilidades,
amor.




Nadie en la tierra tiene la llave de todos los corazones.
Pero tus llaves,
úsalas todas.
Abre tu corazón
y ama,
a cada uno de los que han abierto su pecho frente a tus ojos.

Enamorarse no es amar.
Eso es inequívoco.
Pero amar y enamorarse es bello.
Atreverse a aceptar un amor,
es signo de coraje, de valentía.
Negarlo,
solo puede significar tempestades.


Veintinueve años han llevado agua a este río,
torrentoso por momentos y sereno en las mañanas.
Veintinueve años que no significan nada,
sino el amor que se ha sembrado y florecido.


Duelen los amores perdidos,
pero llena de regocijo haber amado.





(borrador)

.
0 comentarios

El 27 es el peine y el árbol. 
El 28 son las estrellas y la llave. 
El 29 es el espejo y la parrilla. 

El 30 son las flores y el delfín.

(...)

Mola, un genio

. 4 de abril de 2010
7 comentarios



… y un día las lámparas se rebelaron


¿y qué si las lamparitas un día dejasen de funcionar todas juntas? ¿nos animaríamos a vivir en penumbras? ¿y qué si lo convencen al señor viento de que apague nuestras velas?

… quizás es por un bien mayor

… quizás nos están queriendo decir algo

… quizás lo único que quieren es que miremos por un rato las estrellas

apaguemos todo, miremos para arriba y soñemos

shhhh… en silencio

¿somos diminutos no?

bueno, ahora mirá al que tenés al lado a los ojos…

apuesto lo que quieras a que están los dos sonriendo

¿viste? ya te enamoraste… aunque sea por un instante

enamorarse no es lo complicado… a veces con sólo apagar una lamparita es suficiente.

Concrete Jungle - Y un día las lámparas se rebelaron


(...)